Aguascalientes, México, Miercoles 14 de Noviembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

40 aniversario de Radio y Televisión de Aguascalientes

Jorge Galván, fundador y primer director del Canal Cultural de Aguascalientes, hoy canal 26. (hidrocalidodigital)
26/11/2016
El 17 de noviembre, Radio y Televisión de Aguascalientes cumplió cuarenta años de su creación; su objetivo principal en su inicio fue el de reflejar fielmente la realidad de nuestro Estado.
Uno de sus fundadores y primer director que tuvo el Canal Cultural de Aguascalientes (que era Canal 10, hoy canal 26) fue el maestro Jorge Galván, quien en entrevista compartió cómo fueron los inicios de este Medio de Comunicación.
Recuerda: “Tuve la oportunidad extraordinaria de iniciar el Canal Cultural, y fue gracias a Miguel Álvarez Acosta, quien comentó a Víctor Sandoval que el equipo de televisión que él le ofrecía a sus paisanos en San Luis Potosí no lo quisieron, Sandoval se lo platicó al entonces gobernador de Aguascalientes, Profr. J. Refugio Esparza Reyes, quien dio su apoyo incondicional y por mi curriculum me llamaron para dirigirlo, porque había hecho televisión, dirigido cámaras y actuaba”.
El canal en su inicio formaba parte del Instituto Cultural de Aguascalientes (Casa de la Cultura), se fundó el 17 de noviembre 1976 con el informe de Esparza Reyes, vino el presidente Luis Echeverría Álvarez, fue en el Teatro Morelos y se difundió por el Sistema de Televisión de la República Mexicana, con gran cobertura. El locutor oficial de esa inauguración fue el joven Agustín Morales Padilla, Presidente y Director de HIDROCÁLIDO.
“Para esa transmisión se utilizaron cámaras Mars 7, de los años 60´s que llegaron aquí en 1976 en buenas condiciones; lo malo es que eran de una marca, el micrófono de otra, la consola de otra, así que necesitábamos mucha voluntad, tesón e imaginación, lo que tuvo un grupo de estudiantes aguascalentenses, quienes se las ingeniaron para sacar todo adelante; como venía el Presidente, TRM mandó a otros ingenieros a respaldar, aunque nosotros en 45 días de que habíamos recibido el equipo teníamos todo funcionando”.
Categórico dice el maestro Galván: “Desde el principio comenzamos transmitiendo una hora y rápidamente pasamos a dos, los sábados teníamos un programa de diez a cuatro de la tarde, o a la hora que se nos diera la gana, porque estábamos en el mezzanine del Teatro Morelos, donde teníamos un cable de 200 metros que nos comunicaba a Telégrafos y de ahí salía la señal”.
Abunda: “Nosotros nacimos en el Teatro Morelos, lo que fue doblemente maravilloso porque podíamos transmitir eventos culturales con sólo sacar las cámaras al palco, transmitíamos conciertos, funciones de ópera, de ballet, y en la noche le hacíamos la competencia a las grandes televisoras, porque teníamos un espacio informativo que se llamaba 'El Noticiario', todo era de Aguascalientes, y el resto de la programación era promover la cultura, hablar de poetas, de novelistas, de teatro, danza, de la Casa de la Cultura.
“Fue muy emocionante toda esa actividad, se dieron muchos jóvenes talentos como Alejandro Sandoval y mis compañeros teatristas también nos apoyaron, los periodistas Marco Antonio Oliva y Gerardo Mora Legaspi (q.e.p.d.) eran los reporteros de 'Aguascalientes al día', por cierto, también tenía un programa el actual gobernador Carlos Lozano de la Torre, se llamaba 'El conservatorio de la semana'”.
Destaca: “Yo era responsable de hacer la programación, algo muy difícil, por eso eché mano de mis alumnos, de mis compañeros del medio cultural, porque necesitábamos media hora de transmisión 100% del Estado. Había un programa sobre poetas con Alejandro Sandoval, de deportes con el maestro Chávez Sigala; iban a hablar maestros de las diferentes disciplinas artísticas, de esta manera yo hacía mi barra programática para el Gobierno y para la sociedad.
Cuando teníamos dos horas había que hacer más, en la Feria por ejemplo, Víctor Sandoval tenía un espacio con sus amigos artistas, y logró traer a Aguascalientes un extraordinario elenco, el mismo que se presentaba en el Festival Cervantino, todo eso lo pusimos en las casas de la gente, y además el Dr. Alfonso Pérez Romo nos ayudó a convencer a matadores y cuadrillas para que nos permitieran televisarlos.
Del Teatro Morelos nos cambiamos a López Mateos frente a lo que es ahora el Teatro Víctor Sandoval, ahí Esparza Reyes construyó un teatro para los teatristas, y también ahí hizo un estudio nuevo de televisión, pero sin esos 200 metros que daban a Telégrafos, era un gran problema, a Rodolfo Landeros le explicamos que no teníamos parabólica para conectarnos al Cerro de los Gallos y transmitir; mientras estudiaba cómo resolver el problema, llega Miguel de la Madrid en campaña presidencial, venía manejando su Prensa un amigo mío. Y en el nuevo estudio aunque no se podía televisar, se realizaron las ruedas de Prensa y grabaron canales que venían de otras partes, Televisa sobre todo. Mi amigo me preguntó: '¿Por qué no están al aire?', le expliqué lo de las parabólicas, y se comprometió a que él nos las mandaría, no le creí, estaba muy desesperado porque lo que hacíamos Chucho Elizondo (q.e.p.d.) y yo era que grabábamos los programas y luego en una camioneta íbamos hasta el Cerro de los Gallos todos los días, a meter el cassette.
Un día Azul V. de Landeros hizo un festival del DIF, y lo transmitimos, la hija de Rodolfo Landeros fue al canal y le mostré cómo trabajábamos, porque no se podía hacer más en realidad”.
Comparte nuestro entrevistado: “Miguel de la Madrid y yo estudiamos en el mismo colegio en el D.F., cuando estaba en quinto, él estaba en sexto, yo tenía un libro de memorias de esa escuela y mi amigo me pidió que se lo llevara a él para que lo viera, y resulta que hasta jugamos juntos futbol; tal vez eso contribuyó o que mi amigo no sé qué le habrá dicho porque a las dos o tres semanas llegaron las parabólicas y se instalaron una aquí y otra en el Cerro de los Gallos, creo que ahí fue el reinicio de la televisión en vivo, y después llegó el respaldo del gobernador Landeros; continuó el apoyo con Miguel Ángel Barberena Vega, y quien convierte el canal en Radio y Televisión de Aguascalientes fue Otto Granados Roldán, él vuelve a hacer director a mi hijo Jorge Luis Papadimitriou, que estudió Comunicación, y me había sucedido en la dirección del canal, yo duré de 1976 a 1981 y mi hijo siguió de 1982 a 1986, y luego otra vez de 1992 a 1998, por lo que estuvo 17 años ininterrumpidamente”.
El también destacado actor, recuerda con emoción algunos de los invitados que visitaron el canal, “la cantante Tehua; Napoleón, quien estaba comenzando su carrera; Oralia Domínguez, una mezzoprano muy famosa, cuando ella fue estábamos estrenando nuestro equipo de grabación, termina el programa y se acerca el director técnico y me dice: 'no se grabó nada', este tipo de cosas pasaban porque era aprender a llenar una programación y aprender a lidiar con cantantes no era nada fácil. Cuando se estaba despidiendo le dije lo sucedido y ella sí quiso volver a grabarlo, y así nos visitaron muchos artistas importantes”.
Para finalizar menciona: “Estoy muy orgulloso de todo lo que viví en el canal, porque cuando terminé mi trabajo como director conducí el programa 'De las Diez' los sábados por la mañana, y 'Un día, un hombre', de este último hice casi 800 programas, en ese entonces vivía en México y cuando venía a ver a mi familia, aprovechábamos para grabar el programa, que consistía en elegir una persona que podía ser un limpiador de calzado, un torero triunfador, un ex-gobernador, esas personas hablaban de su vida. Después don Agustín Morales Padilla me permitió repetir algo de eso, con una serie de reportajes que se llamaba 'Ellos vieron crecer a Aguascalientes'. A mis 81 años guardo todos esos recuerdos como un tesoro”.
Araceli Patricia Cervantes Medina
hidrocalidodigital