Aguascalientes, México, Miercoles 18 de Julio de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Obras de Refugio Reyes, hermosos edificios de Aguascalientes

La finca se ubica en la esquina que forman las calles Venustiano Carranza y Eduardo J. Correa, a una cuadra del Jardn de San Marcos. (hidrocalidodigital)
30/09/2017
Aguascalientes cuenta con hermosos edificios construidos en el siglo pasado por Refugio Reyes, los cuales han sido testigos del pasar de los años, y hasta el día de hoy, por su hermosa arquitectura, llaman la atención de propios y extraños.
Uno de ellos es el que se ubica en la calle del Relox (actual andador Juárez), esa fue una construcción donde operó la banca. Según datos del Archivo Histórico Municipal, fue en septiembre de 1897 cuando el Banco de Zacatecas abrió una oficina en Aguascalientes, la primera en la Entidad; además de contar con el apoyo de las autoridades para sus operaciones, los banqueros declararon que su objetivo era proporcionar el capital necesario para estimular el desarrollo industrial, comercial y agrícola.
Luego, el 29 de abril de 1902, la Secretaría de Hacienda otorgó la concesión para constituir el Banco de Aguascalientes como un banco de emisión, para lo que se contrató a la Compañía Americana de Billetes y se consiguieron las franquicias con el gobernador Carlos Sagredo. La casa matriz fue inaugurada el 29 de agosto de ese mismo año. En agosto de 1903 se abrió una sucursal del Banco de Londres y México. Después en 1904, el 13 de agosto, el gobernador Alejandro Vázquez del Mercado firmó un contrato con los representantes del Banco Nacional de México, donde se garantizaron algunas franquicias a cambio del compromiso de abrir una sucursal en la Entidad, nombrando consultor de la sucursal al comerciante Luis Aguilar, y gerente a Rafael R. de Celis.
Cuando Venustiano Carranza decidió cumplir con el decreto del 29 de septiembre de 1915, el que ordena a los bancos de emisión que cuenten en metálico por lo menos el cincuenta por ciento del valor facial de los billetes en circulación, la mayoría de los bancos, como el de Aguascalientes, no pudieron cumplir. En un memorial de 13 de noviembre de 1915 se explicó que la proporción del dos a uno se perdió cuando el banco hizo el préstamo forzoso al gobierno de Victoriano Huerta; por ello el gobierno de Venustiano Carranza incautó el Banco de Aguascalientes; hasta 1921, durante la presidencia de Álvaro Obregón, cuando recobró su personalidad jurídica, mientras que el representante del gobierno pasó a ser interventor. El Centro Bancario de Aguascalientes se fundó en 1970.
De esta manera, la casa de los hermanos Aguilar actuó durante algún tiempo como agente de banco, con la encomienda de captar sus billetes y evitar su depreciación. El consejo de Administración del banco decidió instalar una  oficina en Aguascalientes, ya que observaba que “el movimiento industrial y los giros agrícolas y comerciales cada día tomaban mayor incremento” y era preciso estimular el desarrollo. El banco proporcionaría parte del capital que fuera necesario.
Es así como el banco inició sus actividades usando una antigua finca, ubicada en la primera calle de Tacuba (5 de mayo) que les arrendó la señora Victoria Alba viuda de López.
Cabe mencionar que ese edificio se ha adecuado a los cambios a lo largo del tiempo, conservando su fachada original, enmarcándose bajo una tendencia de estilo neoclásico donde usa los órdenes arquitectónicos también a la usanza renacentista, en su planta alta es más prolija en su decoración que en su planta baja; actualmente ahí se encuentra la Farmacia Guadalajara.      
Otra de las edificaciones distintivas con que cuenta el centro de la ciudad es la que se encuentra sobre la calle 5 de mayo; el edificio es de orden neoclásico, en él empieza don Refugio Reyes a imprimir su tipología para el tratamiento de las esquinas, haciendo un ochave en éstas para ubicar y enfatizar el acceso principal, manejando de diferentes maneras la ventana del cuerpo superior, y rematando éste con un frontón donde rotula el nombre de Banco de México que aún se conserva en su fachada en la planta alta. Y la planta baja se ha modificado por los diferentes usos que ha tenido a lo largo del tiempo. Actualmente ahí se encuentra la tienda Elektra.
En 1905 se construyó ese edificio del Banco Nacional de México por el arquitecto autodidacta Refugio Reyes, colaborando el ingeniero arquitecto Samuel Chávez, el cual figura y firma el contrato con los representantes del Banco en el convenio notarial que se firmó en la Ciudad de México.
Por otro lado, la casa está ubicada en la calle Morelos No. 219 y 221, posee tallado en la puerta de madera del número 29, ubicándose a un lado del “Número 8” y fue construido por el señor Manuel Flores en 1905, con un local comercial en la planta baja y casa habitacional en la alta, también fue firmada por el ingeniero Samuel Chávez, quien avalaba los proyectos de Refugio Reyes. Por muchos años ocupó el edificio la famosa Farmacia Regina de la familia Sánchez y ahora lo ocupa la Farmacia Similares. Tiene una fachada neoclásica y se caracteriza, al igual que el banco de Zacatecas, por el uso de la cantera amarilla trabajada como almohadillado, haciendo una marcada diferencia entre el primero y el segundo nivel, pues en el inferior maneja la predominación de los vanos, enfatizando los accesos con un macizo curvilíneo. Y en el segundo separa los cuerpos de los accesos con el central formado por tres vanos, con pilastras dóricas, haciendo uso de la esteorotomía en las tres vanos del cuerpo central.
Finalmente, otro de los edificios que llama la atención por su arquitectura es lo que fuera la casa de don Enrique Osornio Camarena, quien después de haber servido a las filas del Ejército Constitucionalista, fungió como gobernador de Aguascalientes de 1932 a 1936, y posteriormente presidente municipal de 1945 a 1947; dicha casa se ubica en la esquina que forman las calles Venustiano Carranza y Eduardo J. Correa, a una cuadra del Jardín de San Marcos.
En su creación Refugio Reyes hace gala de su gusto por el Art Nouveau, desarrollado a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX, creando sobre todo en el interior de la casa un espacio articulado y orgánico enmarcado por una gran escalera central, que en su parte cuenta con una carbonera, cuya función principal era la de servir de escondite durante las revueltas cristeras.
Cabe destacar que don Enrique Osornio Martínez era médico, además de ser propietario y empresario de la plaza de gallos. También fue médico de Álvaro Obregón, a él correspondió amputarle el brazo (1915). Siendo médico ejercía su profesión en su casa, por lo que no era extraño ver a niños llevados por sus madres a que los vacunaran o pusieran inyecciones por alguna enfermedad.
En la actualidad esta finca pertenece a una familia originaria de Zacatecas radicada en Aguascalientes, quien renta la propiedad en locales comerciales.
 
Araceli Patricia Cervantes Medina
hidrocalidodigital