Aguascalientes, México, Miercoles 26 de Junio de 2019
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Estandarte de la Virgen de Guadalupe

El uso del estandarte de la Virgen de Guadalupe demostró el fervor católico de los caudillos (hidrocalidodigital)
10/09/2012 El uso del estandarte de la Virgen de Guadalupe demostró el fervor católico de los caudillos y a su vez atrajo a las masas para unirse a la lucha armada.
A unos días de celebrar un aniversario más del inicio de la lucha por la Independencia de México es indispensable recordar aquellos símbolos de unidad que aparecieron para alentar la lucha que al cabo de unos años logró la libertad que hoy conocemos.

HISTORIA

La primera fase del proceso de Independencia del Virreinato de la Nueva España en el Siglo XIX la realizaron principalmente los mestizos e indígenas. En el contexto anterior, la Virgen de Guadalupe se convirtió en el símbolo del nacionalismo y de la Independencia debido a que primero el cura Hidalgo y después Morelos declararon a la Virgen como protectora de su rebelión y Patrona de la Independencia.
En septiembre de 1810 Miguel Hidalgo y Costilla, hijo criollo de un administrador de hacienda, estando al frente del curato de Dolores, Guanajuato, decide combatir con las armas al Gobierno español.
Cuando él y las Fuerzas Armadas caminaban rumbo a San Miguel El Grande, al pasar por el pueblo de Atotonilco, el cura Hidalgo entró en la iglesia para orar, mientras los 600 hombres lo esperaban en el atrio; justo antes de salir tomó un estandarte con la imagen de la Virgen de Guadalupe y, según la tradición popular, gritó: “Viva Nuestra Santísima Virgen de Guadalupe! ¡Viva América!”.

IMPORTANCIA DE LA IMAGEN DE
LA VIRGEN EN EL
MOVIMIENTO

El llamado al pueblo por parte de Hidalgo enseguida fue contestado con vivas y gritos, y es así como durante la guerra por la Independencia de México la Virgen de Guadalupe adquiere un nuevo rol, símbolo de los Insurgentes que atrajo a los indígenas -y a miles de desempleados del campo y de las minas, letrados, militares, etc-.
Incluso el propio Ignacio Allende también se unió el fervor religioso con el movimiento de Independencia, declarando en septiembre de 1810 que la causa que defendían era de religión; de hecho, todos se identificaban con la insurgencia por ser católicos y guadalupanos.
Siendo el emblema de quienes combatían por la Independencia, la Virgen de Guadalupe fue denominada María Insurgente o una “Virgen Combatiente”, y su importancia dentro del movimiento se reafirmó el 16 de septiembre de 1823, cuando México ya era independiente y se seleccionó el templo de Guadalupe para rendir homenaje a los restos de los héroes.

UBICACION

El estandarte oficial de los rebeldes fue colocado en la parroquia de la Villa de Guadalupe, hasta que en 1853 el presidente Antonio López de Santa Anna ordenó que el lienzo se llevara al salón de la Cámara de Diputados. Hacia 1895, cuando se creó el Museo Nacional de Artillería, el estandarte con la imagen de la Virgen de Guadalupe fue llevado a esa institución, más tarde pasó al Museo Nacional de la calle de Moneda y de allí al Museo Nacional de Historia de Chapultepec, donde hasta hoy se conserva.
Además, en Celaya, Guanajuato, existe un monumento de cantera construido sobre uno de los muros laterales del templo de San Antonio de Padua, como recuerdo del lugar donde el Hidalgo colocó el 21 de septiembre de 1810 el estandarte de la Virgen de Guadalupe, pero que hoy se encuentra en pésimas condiciones.

UN EMBLEMA DE
DISTINCION

La imagen de la Virgen de Guadalupe encabezó, como insigne estandarte, las luchas del Ejército Insurgente comandado por el cura Hidalgo. Podría decirse que las Fuerzas se aglutinaron en torno a ella: el 16 de septiembre de 1810, en el pueblo de Atotonilco, tomó la imagen de la Virgen de Guadalupe que se encontraba en la sacristía del santuario y la puso en manos de sus soldados, como una guía cercana para todo el gentío que lo seguía.
La identificación del Ejército que había logrado juntar el cura Hidalgo con la Bandera de la insurgencia fue total: el apego de parte de los Insurgentes al movimiento y su emblema se fundió en un solo motivo de lucha.
GLORIA DELGADO MUÑOZ
hidrocalidodigital