Aguascalientes, México, Viernes 21 de Septiembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Gorditas "Picadas"

A las gorditas "picadas" se les pueden poner diferentes guisos. (hidrocalidodigital)
05/06/2014
El Municipio de Jesús María se identifica por su gastronomía, pero principalmente por sus gorditas, entre ellas unas muy peculiares, las “picadas”, que fueron creación de María del Socorro Ramírez de Luna, fundadora de las tradicionales Gorditas Doña Coco.
Evangelina Suárez, familiar de doña Coco, explica que este establecimiento comenzó hace veinte años. Es un negocio familiar pequeño que se encuentra a unos pasos del Centro del municipio de Jesús María y tanta ha sido la demanda, que actualmente ya cuenta con cinco sucursales en la Capital de Aguascalientes.
Recuerda que Gorditas Doña Coco comenzó a hacer las gorditas típicas que se hacen en otros lugares, pero ella viendo las necesidades de sus clientes, quienes pedían que las gorditas fueran más grandes o más pequeñas, empezó a hacerlas de diferentes tamaños. Por lo que hasta la fecha en el negocio se realizan tres tamaños: chica, mediana y grande.
El nombre de “picadas” viene de que son gorditas más gruesas a las que se les rasca la masita y le pone migajitas de las carnitas, así inició haciéndolas, pero después la gente le decía: “A mí agréguemele queso, guisado o salsa de molcajete”.
Después la misma gente pedía que las gorditas no fueran tan gruesas, así que se estandarizó en hacer las gorditas más delgadas. Por ejemplo, la grande mide 30 cms., la mediana 20 cms. y la chica 15 cms.
Anteriormente se le ponía un poquito de manteca adentro, por fuera se ponía a dorar y se va gratinando el queso que gusten y el guisado. Actualmente ya nada más se le pone grasa por fuera para que se dore, pero se ha tratado de cuidar de que no lleve tanta. Se han tomado medidas adecuadas de consumo para la gente, porque también se están viendo las consecuencias que pueda traer el consumirlas a largo plazo.
Pero indudablemente de que las gorditas picadas están ricas es una realidad y a eso se debe que existen muchos lugares en donde las pueden encontrar, y más que todo el secreto de que a la gente le gusten estas gorditas picadas es el sazón de quienes realizan los guisos.
Diferentes tipo de guisos se le ponen a las “gorditas picadas”, que van desde deshebrada, lengua, picadillo, chicharrón con chile rojo, chicharrón prensado, buche a la mexicana, costilla, y guarniciones como frijoles, arroz, papas, chorizo con papas, entre otros.
El negocio ha ido creciendo paulatinamente y ya cuenta con cinco sucursales: una en primer anillo cerca de la Prepa Petróleos, en avenida Universidad, por Pocitos y en la calle Guadalupe, y sobre todo lo que se ha buscado es tener calidad en el servicio.
El 2 de septiembre será el veinte aniversario de Gorditas Doña Coco, por lo que se pretende ampliar el local en donde inició este gran negocio familiar, aunque se desea que sea un lugar más rústico que vaya de acuerdo al Municipio.
Cabe destacar que de los descendientes de doña Coco la mayoría son profesionistas, por lo que han puesto todo su empeño para que este negocio crezca, y para ello cuentan con Reglamento de Trabajo, con Visión, Misión, Filosofía; hay capacitación para el personal, la gente que labora ahí trae su uniforme, son muchos aspectos que se cubren como empresa, porque lo que se pretende es seguir creciendo.
Por ejemplo, la forma de trabajar ya cambió, ya que actualmente todos los guisados se realizan en una sola cocina industrial.
Aunque doña Coco es la típica señora de pueblo, ya no trabaja directamente como lo hacía anteriormente, simplemente supervisa. Ella es muy humilde, a ella le gustaba mucho tortear con las manos, pero en la actualidad las “gorditas picadas” se hacen con máquina, para hacer más en poco tiempo.
Araceli Patricia Cervantes Medina
hidrocalidodigital