Aguascalientes, México, Martes 20 de Noviembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Apoyados por el Teletón

Fueron siete años los que duró en terapias en el CRIT, ahora a sus ocho años su terapeuta lo visita en casa, sigue con su revisiones continuas. (hidrocalidodigital)
04/12/2012
José de Jesús de la Torre Reyes nació el 16 de junio de 2004, actualmente tiene ocho años, tiempo que ha bastado para ganarse el cariño, amor y admiración de toda su familia, amigos y todos aquellos que han tenido la dicha de conocerlo.
Un niño, alegre que de su simple mirada desprende ese sensación de paz, alegría y ternura propias de un angelito, su mamá Hermila Reyes ha luchado para cuidarlo y sacarlo adelante, un camino de esfuerzo, lucha y mucho amor han bastado para que el niño siga aquí.
“Cuando nació me dijeron que iba a ser un bulto en una cama, que lo tenía que mover de un cien a un mil por ciento, pero conforme lo vas conociendo te encariñas y ya está aquí y hay que echarle ganas, hay que quererlo”.

UN ANGEL

Pepechuy llegó al mundo con 8 meses de gestación; al momento de su nacimiento se observó que su cabecita estaba grande y con una forma de cono hacia atrás; su pierna izquierda estaba gordita y la derecha muy delgada y su pie grande y su tórax muy salido.
Respecto a la forma de su cabeza dijeron a su mamá que podría traer un problema y que quizá tendría que llevar una válvula en su cerebro pues podría haber nacido con líquido en él; al cabo de varios estudios, se descartó la posibilidad y el diagnóstico fue una malformación cerebral.
La familia materna recibió al pequeño con todo el amor y cariño que se recibe a cualquier bebé, y hasta la fecha sigue siendo una luz brillante de amor y paz en la familia, todo lo contrario sucedió con los allegados paternos.
“Hasta el día de hoy es muy querido a pesar de que tenemos vecinos que siempre han dicho que mi hijo es un monstruo, que yo hago y deshago siempre con mala intención hablando de todos”.

TELETON, UNA
ESPERANZA

“Pepechuy ingresó a los dos meses a Teletón, la respuesta fue algo muy bonito porque nos dan atención a todos, tanto para el niño como para nosotros, su familia”.
“Nos dan terapias los psicólogos para todos, lo atendieron de maravilla todos sus doctores, el dentista, pediatra, ortopedista, cardiólogo, neurólogo y genetista todos lo trataron muy bien”.
Fueron siete años los que duró en terapias en Teletón, ahora a sus ocho años su terapeuta lo visita en casa, sigue con su revisiones continuas con el pediatra, la neuróloga y el ortopedista ya le ha otorgado el alta, cabe mencionar que su mamá lo sigue llevando al genetista a León para consulta regular.
Pepechuy hasta el día de hoy padece el síndrome de Wets y el síndrome de Proteus por su pierna, este último es un síndrome exclusivo del continente europeo y José de Jesús es el caso número ocho a nivel latinoamérica que se detecta, por lo mismo de la rareza de su caso ahora se está editando una revista a nivel intenacional con el diagnóstico de Pepechuy que se publicará en fechas posteriores.

UN CAMBIO DE VIDA

Hermilia Reyes madre de José de Jesús relata que para ella su hijo representa una gran fuerza pues le ha dado paz y armonía a su vida, pues antes de que él llegara a su vida ella pasaba por situciones díficiles que hasta pensaba en la muerte.
“Años atrás yo tenía problemas fuertes con el papá del niño y pensé en enseñarme a manejar con la intención de matarme con mi hijo el mayor, pensaba ‘que me arrolle un trailer y ya’”.
“Ahora de que Pepechuy está conmigo me ha enseñado que tenemos que vivir con amor y caridad, principalmente con caridad porque se está acabando, incluso a veces con la misma familia ya no existe ese sentimiento de ayuda. Yo soy caritativa y si tengo ¿por qué no voy a ayudar a los que lo necesitan? puedo asegurar que antes de la llegada de este angelito a mi vida me hice una persona más buena. Parte de ello fue lo que un doctor me dijo sobre me hijo y lo creo ‘Estos niños muchas veces no se alivian con el medicamento sino con el cariño y amor que se les da’ y eso es cierto”.

HOY

“La terapia hasta el día de hoy le ha ayudado bastante, ya sabe indentificar a toda su familia, le gusta estar con la gente, sonreír y mirar a su alrededor, sin embargo las constantes crisis que sufre pues le matan las neuronas y eso hace un poco lento su avance.
“Como su mamá lo puedo describir en tres palabras AMOR, PAZ Y ALEGRIA, puedo asegurar que a pesar del esfuerzo y trabajo que me ha costado sacarlo adelante no se me ha hecho pesado, no me quejo y siempre estoy para él y su hermano mayor, lo cuido y lo atiendo con todo mi amor; el simple hecho de verlo bien a pesar de todo lo que trae verlo sin tos, gripa o fiebre me da satisfacción, me alegra verlo bien y saber que está aquí.
“Para su hermano mayor Erick Rodrigo, Pepechuy representa todo, es su adoración, lo quiere mucho, se ve en él”.
Gloria Delgado Muñoz
hidrocalidodigital