Aguascalientes, México, Martes 27 de Junio de 2017
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

La Celac y la UE apuestan por cooperar ante el aumento mundial de consumo de drogas

Vista general de la XIX Reunión de Alto Nivel del Mecanismo de Coordinación y Cooperación entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE), que se realiza este 18 de mayo de 2017, en Buenos Aires, Argentina. EFE (EFE)
18/05/2017 18:05:01 Buenos Aires, 18 may (EFE).- La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE) alertaron hoy de un aumento del consumo de drogas a nivel mundial y subrayaron la necesidad de reforzar la cooperación entre ambos organismos para combatir el narcotráfico.
Los delegados de ambas instituciones destacaron, en la XIX Reunión de Alto Nivel del Mecanismo de Coordinación y Cooperación en materia de Drogas, celebrada en Buenos Aires, la importancia de situar la salud pública en el centro de las políticas para reducir la oferta y la demanda de droga a nivel internacional.
"El nivel de consumo de drogas en todo el mundo y en América está creciendo, hay mucho tránsito hacia Europa, y por supuesto el efecto que se tiene en las sociedades, en el crimen internacional organizado y en la salud de la gente", afirmó en declaraciones a los medios Pedro Villagra, vicecanciller de Argentina, país que copreside el encuentro junto a Malta.
En este sentido, la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, insistió en que entre 2000 y 2010 el aumento del consumo global fue "importante".
Por ello, Argentina defendió la necesidad de reforzar la cooperación entre las instituciones ya que el 90 % de la droga de síntesis que llega a la región procede de Europa, indicó el secretario de seguridad del país austral, Eugenio Burzaco.
Dentro de la Unión Europea el mercado "ha cambiado", no existe una separación entre las drogas viejas y las nuevas, y el cannabis sobresale como la droga más utilizada, explicó la titular del área de coordinación de contenidos y análisis de tendencias del Centro europeo de control para las drogas y las drogodependencias, Jane Mounteney.
Sin embargo, insistió en que en el Viejo Continente no es posible establecer una visión unificada porque existen muchas diferencias y señaló que en el suroeste del continente predomina el consumo de cocaína mientras que en el centro y el norte predomina la demanda de anfetaminas, por ejemplo.
En esta línea, la ejecutiva europea destacó que el aumento de las muertes por sobredosis de opioides y heroína es en este momento una de las mayores preocupaciones de la comunidad europea y adelantó que será una de las cuestiones que se discutirán en este encuentro internacional.
Entre las temáticas que debatirán los delegados de los países asistentes están la situación de los distintos Estados en esta materia, las propuestas que llevan a cabo para combatir la problemática y los resultados que arrojaron las medidas internacionales puestas en marcha hasta el momento.
Desde el punto de vista de la delegada de Venezuela, Elizabeth Pereira, abordar el asunto como un problema de seguridad y no de salud pública desvió el foco de atención y arrojó un "lamentable" saldo de "fracaso".
A juicio de la representante venezolana, bajo el pretexto de luchar contra las drogas, ha habido "intervenciones a países" y "socavaron el Estado de Derecho y las leyes nacionales".
Por su parte, la representación de Cuba aseguró que las drogas no representan uno de los principales problemas de los cubanos a pesar de que la isla está "rodeada" de territorios en los que sí.
Para México, en cambio, es importante la necesidad de reconocer la situación del narcotráfico a escala nacional para desarrollar políticas eficaces a nivel internacional.
Asimismo, la representación brasileña apuntó que las drogas no son un problema solo de represión policial, sino también de salud pública y destacó la importancia de los derechos humanos y de la proporcionalidad de las penas.
En este sentido, la directora de la delegación de Malta, Stephanie Pappalardo, defendió que "la pena de muerte, particularmente en materia de drogas, debe ser abolida globalmente" ya que, a su juicio, la protección y promoción de los derechos humanos deben ser la columna vertebral de la política para combatir las drogas.
Durante las jornadas, que terminan este viernes, los delegados de los distintos países debatirán sobre políticas para combatir el narcotráfico y el consumo de sustancias, así como acerca de los programas de prevención y de rehabilitación de las personas afectadas.
El encuentro terminará con la redacción de una declaración que recogerá los puntos debatidos en el foro con el objetivo de diseñar líneas de actuación futuras.
EFE