Aguascalientes, México, Martes 22 de Mayo de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           
 

Cáncer de próstata puede confundirse con otras enfermedades, advierte experto

Los síntomas del cáncer de próstata pueden ser confundidos con enfermedades como infecciones en vías urinarias, por lo que es necesario realizar una revisión prostática de manera periódica, alertó hoy el doctor José Alberto Rangel Hernández. EFE/ARCHIVO (EFE)
09/02/2018 18:05:01 México, 9 feb (EFE).- Los síntomas del cáncer de próstata pueden ser confundidos con enfermedades como infecciones en vías urinarias, por lo que es necesario realizar una revisión prostática de manera periódica, alertó hoy el doctor José Alberto Rangel Hernández.
"Debido a que existen otras patologías, consideradas benignas, que afectan a la próstata y que pueden confundirse con un cáncer hay que estar alerta de cualquier indicio", dijo en un comunicado el experto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
El coordinador médico de la Unidad de Medicina Familiar número 83 del IMSS señaló que este padecimiento es una de las causas principales de muerte en el hombre, pero al no tener mucha sintomatología ha llegado a prevalecer hasta en 50 % de los varones de 45 años en adelante.
De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Latinoamérica el cáncer de próstata es el más común en los varones, con unos 413.000 nuevos casos y 85.000 muertes cada año.
Una de las principales causas que influyen es la obesidad, "aunado al factor genético, el tabaquismo y el alcohol; todo eso incrementa el riesgo de padecerlo", dijo.
Recomendó a los varones mantener un peso ideal, procurar un estilo de vida saludable y realizarse una revisión prostática periódicamente.
Entre los síntomas, explicó, están los cambios en el chorro urinario, esfuerzo al orinar y goteo terminal, los cuales deben ser considerados como alarmantes, además de la incontinencia urinaria y el aumento en la frecuencia de idas a orinar por las noches.
El experto detalló que este cáncer crece de manera lenta y silenciosa, por lo que es difícil detectarlo sin revisión o estudios; y aunque en algunos casos suelen presentarse alteraciones físicas en la próstata, no siempre son malignas, también pueden ser signo de otras patologías, como una infección.
"Aunque la enfermedad predomina más en adultos de entre 45 y 80 años de edad, se sugiere empezar una década antes con las acciones preventivas y de detección para evitar trastornos en la salud", afirmó.
EFE