Aguascalientes, México, Martes 14 de Agosto de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

Cuatro de cada 10 pacientes con lupus eritematoso desarrollan daño renal

Hasta 4 de cada 10 pacientes que padecen lupus eritematoso desarrollarán insuficiencia renal, dijo hoy el doctor Eduardo González Espinoza. EFE/Archivo (EFE)
11/05/2018 14:55:03 México, 11 may (EFE).- Hasta 4 de cada 10 pacientes que padecen lupus eritematoso desarrollarán insuficiencia renal, dijo hoy el doctor Eduardo González Espinoza.
"Esta enfermedad puede ocasionar daño en todos los órganos del cuerpo, aunque su presentación más típica es el daño renal", señaló en un comunicado el jefe de la División de Nefrología y Trasplantes del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.
Para establecer si la enfermedad ha causado daño a nivel renal, se debe practicar una biopsia de riñones, aunque también la trombosis y la vasculitis que ocasiona el lupus pueden propiciar el daño renal.
El especialista explicó que este padecimiento tiene una prevalencia de hasta nueve casos de mujeres por cada varón, y afecta primordialmente a pacientes en edades productivas.
"El lupus es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la inflamación de órganos y tejidos y que puede generar síntomas muy variables", dijo.
González Espinoza explicó que esta enfermedad afecta a las articulaciones ocasionando artralgias; es decir dolores intensos que derivan en incapacidad para moverse.
"Puede tener grandes repercusiones en la producción de glóbulos rojos, y favorecer la aparición de hemorragias", indicó el experto.
Aunque no están muy claras sus causas se sabe que el aspecto genético juega un papel importante aunque, enfatizó, se trata de una patología autoinmune en donde el organismo produce anticuerpos en detrimento de sí mismo.
El nefrólogo explicó que el tratamiento farmacológico más frecuente lo constituyen los inmunomoduladores, que propician la inhibición en la producción de anticuerpos en exceso.
El especialista pidió estar atento a los principales síntomas, entre los que están dolor o inflamación articular, fiebre sin motivo aparente, enrojecimiento tipo sarpullido en la piel.
También se puede dar pérdida del cabello, dedos de manos o pies amoratados, hinchazón de piernas o párpados, cansancio y aparición de úlceras o fuegos labiales.
EFE