Aguascalientes, México, Sabado 22 de Septiembre de 2018
Seguir a hidrocalidod en Twitter   RSS  
           

El 80 % de pacientes que requiere hormona de crecimiento incumple tratamiento

Una enfermera limpia a un bebé en el área de cuneros en un hospital de Guadalajara (México). EFE/Archivo (EFE)
23/08/2018 16:50:02 Monterrey (México), 23 ago (EFE).- Ocho de cada 10 pacientes que requieren hormona de crecimiento no tienen adherencia al tratamiento, es decir incumplen la dosis de medicación, lo cual resta su eficacia y eleva el riesgo de complicaciones a la salud, advirtió hoy el doctor Juan Pablo Llano.
Durante el XIX Congreso anual de la Sociedad Mexicana de Endocrinología Pediátrica, el especialista mencionó que una de las consecuencias de no tener una completa adherencia al tratamiento "puede ser que la velocidad del crecimiento sea menor, casi dos centímetros menos por año", señaló.
Llano detalló que uno de los principales problemas para la adherencia al tratamiento es que los cuidadores, quienes son los principales responsables de otorgar los medicamentos, desconocen la enfermedad, las consecuencias de no seguirlo y tener altas expectativas sobre el mismo.
"Muchos creen que con el tratamiento llegarán a medir 1,90 metros o no saben que de no seguir el tratamiento los niños no tendrán un buen desarrollo", explicó.
El doctor Rafael Bravo, especialista en endocrinología y director médico de Novo Nordisk México explicó que el déficit de la hormona de crecimiento se produce debido a una escasa producción de esta hormona.
Este problema, dijo, puede ser secundario a un trastorno genético o a un defecto en la glándula hipófisis.
"Esta afección surge en la infancia temprana, en su mayor porcentaje, sin embargo, se detecta desde los primeros meses de vida", aseveró.
Dijo que dentro de los síntomas están el poco aumento de estatura en bebés, niños o adolescentes, rostro que se ve menor que el de otros niños de la misma edad, manos y pies pequeños y desarrollo muscular insuficientes.
Además, pueden presentar bajo nivel de glucosa en la sangre, pene muy pequeño, en el caso de los niños, y retraso en la pubertad.
Para el tratamiento de esta enfermedad, explicó el doctor Llano, se utiliza una hormona cuya estructura es idéntica a la producida naturalmente por el ser humano, que se denomina somatropina y que produce exactamente los mismo efectos.
"Al ser una proteína, corre el riesgo de ser digerida en el estómago como lo hace con los alimentos, y no tendría ningún efecto terapeútico, por ello debe se inyectada diariamente, previo a que el niño se acueste", aseveró.
Dijo que esta hormona debe aplicarse antes de que los nodos de crecimiento del niño cierren "ya que una vez sellados no se podrá hacer nada porque el niño alcance la talla normal".
El especialista señaló que los cuidadores deben informarse mejor acerca del tratamiento, para que así se acaben con los miedos y que no se hagan altas expectativas acerca de los resultados que pueden obtener.
Del mismo modo, dijo que los profesionales de la salud deben acompañar a cuidadores y pacientes, así como detallar los beneficios y efectos que puede tener el tratamiento, además de plantear metas en común que sean alcanzables.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el retraso en crecimiento en la niñez afecta a unos 162 millones de niños menores de 5 años.
El organismo estima que, si continúan las tendencias actuales, en 2025 habrá 127 millones de niños menores de 5 años con problemas de crecimiento.
EFE