Se encarece el costo del rellenado de tanques de oxigeno

Tanques de oxigeno en un centro de reabastecimiento
La ambición desató el acaparamiento y la reventa del oxígeno, cuyo precio se disparó en el mercado negro

El desabasto de oxígeno medicinal que se registra en el mercado está siendo aprovechado por proveedores (negocios y particulares) para abusar de manera criminal en contra las familias que requieren de ese insumo para las personas atacadas por el coronavirus.

La ambición desató el acaparamiento y la reventa del oxígeno, cuyo precio se disparó en el mercado negro de los 198 pesos a los poco más de mil pesos, en el caso de los cilindros de 682 litros del elemento vital, mientras que los tanques de mayor capacidad se llegan a ofrecer hasta en los dos pesos o más, cuando su costo en las distribuidoras apenas llega a los 300 pesos en promedio.

A través de las redes sociales, pero también ante la PROFECO y de manera directa en los reportes a HIDROCÁLIDO e INFOLÍNEA, comenzaron a llover las denuncias contra los abusos en el precio del oxígeno, luego que las distribuidoras y comercializadoras han reportado escasez del elemento que se utiliza como soporte de vida para los pacientes con problemas respiratorios.

“Es criminal lo que se está haciendo con la venta del oxígeno, rellenar los cilindros sale un ojo de la cara, la gente se está muriendo no por el infarto producto de los bajos niveles de oxigenación a causa de la enfermedad, sino por el abuso en el precio de venta”, mencionó uno de los afectados que se comunicó a la redacción de HIDROCÁLIDO para quejarse de este tipo de abusos con la comercialización del oxígeno medicinal.

Aunque las principales empresas comercializadoras de oxígeno reportaron que “oxígeno sí hay, tal vez no como se quisiera o para cubrir toda la demanda de inmediato, pero sí lo hay, porque apenas el lunes nos acaban de surtir también a nosotros”, algunas personas expusieron lo contrario a través de las redes y otras más incluso se comunicaron a la Procuraduría Federal del

Consumidor para reportar los abusos y solicitar su intervención para que “ponga orden” en la comercialización tanto del oxígeno como de la renta y venta de otros equipos de apoyo para las personas afectadas por el coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *