Servicio deficiente en el transporte público es culpa del Gobierno

Aguascalientes Transporte Público
Las pésimas decisiones de las autoridades ocasionaron la reducción de 700 a 400 autobuses los que cubren todas las rutas en la ciudad de Aguascalientes.

El servicio del transporte urbano está de cabeza porque en el Gobierno se “lanzaron a lo borras” para entregarle sin planeación alguna la operación al Grupo ADO, por lo que son los usuarios los que están pagando las consecuencias de las pésimas decisiones que se tomaron a espaldas de los permisionarios, recortando el número de autobuses de alrededor de 700 a sólo poco más de 400 que son los que están cubriendo todas las rutas, denunciaron empresarios del sector.

Cuando de manera totalmente arbitraria y abusiva se saca del servicio a 250 autobuses, como ocurrió primero con la desaparición de ATUSA y luego con el castigo para los camiones chinos de la Línea Express, lo menos que se podía era esperar el resultado desastroso que se tiene en la actualidad en la operación del transporte urbano”, mencionaron los urbaneros y choferes que hablaron de lo mal que está el servicio en Aguascalientes.

Empero, reconocieron que los problemas operativos y en la calidad del transporte no empezaron recientemente, sino que eso ocurre desde tiempo atrás cuando se sacó del servicio a un número muy importante de camiones bajo el argumento de que se trataba de unidades obsoletas o de modelos que no daban para lo que se pretendía, para luego seguir, ya con la mira puesta en entregar el servicio a la empresa Autobuses de Oriente, con el castigo para quienes no se alinearon a este proyecto, inhabilitando más camiones.

Los usuarios se están quejando con sobrada razón de que las fallas en el servicio se han acentuado, pero “es importante que la gente conozca que las cosas están así no por culpa de las empresas transportistas, los dueños de los camiones o de los choferes, sino por las malas decisiones que está tomando de manera arbitraria la autoridad, en este caso el Gobierno”.

En ese sentido, advirtieron que este tipo de acciones no llevarán sino al fracaso del nuevo plan de mejora del servicio del transporte urbano que se dejará ahora a cargo de ADO, sin que exista ninguna certeza de que esto será para bien de las personas que diariamente utilizan los camiones para su desplazamiento.