22° C
Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Multitudes en varios puntos de la ciudad, donde cada vez hay más negocios abiertos.
Foto: HidrocálidoDigital

Terminan con cuarentena

Aguascalientes.- Ni siquiera en domingo la gente respeta la cuarentena, pues hubo movimiento intenso en la Zona Centro con familias y personas acudiendo a desayunar, a comprar el mandado, a hacer compras e incluso asistiendo...

Aguascalientes.- Ni siquiera en domingo la gente respeta la cuarentena, pues hubo movimiento intenso en la Zona Centro con familias y personas acudiendo a desayunar, a comprar el mandado, a hacer compras e incluso asistiendo a la misa dominical oficiada en Catedral por el Obispo.
Aunque se está en la etapa de mayor riesgo de la epidemia de Covid-19, un sector muy importante de la población ignora la contingencia y en muchos casos también las medidas básicas de protección, ya que no son pocas las personas que ni hacen uso del cubreboca.
Los insistentes llamados de las autoridades a cuidarse son como las llamadas a misa, donde pocos son los que se pliegan a las disposiciones, mientras que los comercios de todos los giros parece ser que desde antes promocionan su apertura para asegurarse la afluencia de familias enteras que acuden desde temprana hora a comer la birria, los tacos, el menudo y otros alimentos, para luego ir a los mercados a surtir la despensa, a las tiendas comerciales a llevar el abono o bien, para adquirir algún producto necesario para la casa.
Aprovechando quizá que la Guardia Sanitaria no trabaja los domingos, en los puestos del Mercado Juárez con venta de birria o en las taquerías que operan al interior del Mercado Terán, los alimentos se sirven en las mesas y barras de los establecimientos, sin importar las aglomeraciones y menos los riesgos de la transmisión del coronavirus.
Hasta en la Catedral Basílica hubo misa celebrada por el Obispo de la Diócesis y con registro de muy buena afluencia de fieles, aunque otros recintos religiosos como los de San Diego, San José, La Merced y San Juanito, en la Zona Centro y en sus inmediaciones, permanecieron cerrados.
En el recorrido realizado por HIDROCÁLIDO por distintos puntos del centro de la ciudad, se pudo observar que entre el 30 y 40% de las tiendas comerciales de todos los giros y de todos los tamaños tenían actividad y que lo mismo ocurría con los comerciantes ambulantes, cuyos dueños, consultados, coincidieron en señalar que pese a todo el “domingo es cuando más gente hay y cuando mejor nos va en las ventas, es el día que está salvando la semana”.
De esta manera, se observó que desde las grandes tiendas departamentales, las zapaterías, las dulcerías y las que ofertan todo tipo de prendas, pasando por los puestos de alimentos de todo tipo, los estacionamientos públicos, los restaurantes -con venta en mesa y para llevar- y hasta algunos de los recintos religiosos, siguen ignorando de manera peligrosa las disposiciones sanitarias.

 

 

 

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *