Y siguen como si el virus no existiera

En el tianguis de la colonia México asisten hasta menores sin ningún tipo de protección.

Aguascalientes.- Y no entienden. La gente sigue sin atender el llamado de las autoridades de Salud a quedarse en casa; sobre todo en colonias populares continúa haciendo su vida de manera normal como si el coronavirus no representara una amenaza de muerte y para muestra: los tianguis.
Por tercer semana consecutiva, HIDROCÁLIDO realiza un recorrido por mercados rodantes que se instalan en diversos puntos de la ciudad, por ejemplo, los martes toca su turno al fraccionamiento México, donde una vez más se constató que la gente no ha dejado de asistir y sin medida de prevención alguna se pasea entre los puestos, algunos argumentan que es por necesidad de comprar lo indispensable, pero otros simplemente lo hacen por gusto, tentando a su “buena suerte”.
De acuerdo a los reportes oficiales sobre el comportamiento del coronavirus en Aguascalientes, a diario se registran nuevos y cada vez más casos, sin embargo eso no parece preocupar a todos aquellos que se resisten a atender el llamado a quedarse en casa.
En el caso del tianguis del fraccionamiento México, ayer la concurrencia era incluso más elevada de la que se registró en las dos semanas anteriores.
Vanessa señala que no puede dejar de asistir al tianguis y es que tiene que comprar su mandado para la comida de toda la semana, pero asegura que en su caso, a lo que va, las verduras, las frutas y de regreso a casa.
A otros les molesta que se les cuestione sobre su presencia en los tianguis y ni por error se ponen cubrebocas.
Otras amas de casa van de compras al tianguis con su cubrebocas, sin embargo lo traen de adorno alrededor del cuello, pues en realidad no lo usan, y es que dicen que les molesta para hablar.
Lo cierto es que durante el recorrido realizado por HIDROCÁLIDO en esa zona se detectó que la gran mayoría de quienes asisten no cuentan con ninguna medida de seguridad y protección para prevenir los contagios del coronavirus.
Mientras tanto en las tiendas de autoservicio y conveniencia los consumidores saben que si no llevan cubrebocas no les van a vender, sin embargo en los tianguis nada de ello ocurre, de manera que persiste el relajamiento total en cuanto a medidas de prevención.
Mientras tanto el número de vendedores ha disminuido ya que los únicos giros que mantienen un mayor movimiento económico son los dedicados a la venta de alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *