Comercios se niegan a morir y abren sus puertas

En la Zona Oriente de la ciudad se pueden apreciar muchos comercios no esenciales con sus puertas abiertas.
Comerciantes no tienen de otra que jugársela pese al riesgo de multas o suspensiones por parte de la Guardia Sanitaria.

Sigue la resistencia de comerciantes a cerrar para no morir, se la juegan y abren sus puertas.

En un recorrido de HIDROCÁLIDO realizado por las vialidades principales internas de la ciudad, atestiguó que en el cuarto día del cierre de negocios ordenado para contener los contagios por el Covid-19, la baja de cortinas es parcial, muchos negocios siguen sin acatar el decreto.

El relajamiento se vive especialmente en la zona oriente de la ciudad, a pesar que es uno de los principales puntos de contagios, sobre todo en las calles internas, aunque en las vialidades primarias también es visible la apertura de negocios considerados como no esenciales.

Por ejemplo, en colonias como la Emiliano Zapata, el comercio de las vialidades internas opera casi en plena normalidad y en el caso de las tiendas de abarrotes aunque tiene permiso para operar, son utilizadas como pantalla para poner en funcionamiento hasta las maquinitas tragamonedas y videojuegos, lo que concentra a niños de diversas edades, ignorando por completo los riesgos de contagios del Covid.

En el resto de las colonias que recorre el Tercer Anillo Oriente la apertura de negocios no esenciales es parcial, pero es muy visible la operación de bazares, tiendas de pintura, florerías, tiendas de piñatas y hasta dulcerías.

Las primeras en abrir sus puertas son las casas de empeño en los distintos puntos de la ciudad, donde la Guardia Sanitaria no es objeción para que puedan atender a su enorme clientela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *