Redacción24/01/202011min570

Edith Hermosillo De la Torre

Recuerda que fueron experiencias cercanas las que la orillaron a la Psicología y despertaron la inquietud por conocer más el tejido social.
Aguascalientes.- Sensible, tenaz y amante de la investigación y con un profundo compromiso social, la doctora Alicia nos abre sus oficinas para comentar al periódico HIDROCÁLIDO su lucha por escuchar las problemáticas que inciden en los estudiantes como en la sociedad en general.
Doctora, ¿cómo llega su pasión por el estudio de la Psicología?
Considero que mi gusto por la Psicología llega desde muy pequeña, aunque la situación compleja de venir a estudiar a esta ciudad como foránea me fue orillando por conocer más el tejido social, fue la misma situación económica que vivían mis padres lo que forjó y reforzó mi búsqueda por escuchar y apoyar a los más atribulados. Mi camino no ha sido fácil, al principio quise abandonar la carrera por falta de dinero y tuve el apoyo de un “ángel” quien además de ser mi bienhechor me empleó en su empresa que fue donde empecé a involucrame más en el acompañamiento y apoyo a los trabajadores y sus familias.
En la semana estudiaba y los viernes y sábado trabaja en Recursos Humanos en la empresa “Huevo San Juan” de don Manuel Romo Muñoz, quien me impulsa a seguir en el campo de la investigación y apoyo a la sociedad.
¿Cómo se decide por la docencia después de trabajar ya en el campo organizacional?
La docencia es mi pasión y es lo que me ha mantenido en la universidad durante más de 24 años, el enseñar a gente me apasiona, me llena. Me llegó la invitación por parte de la universidad e impulsada por las encomiendas de don Manuel de seguir siempre al servicio y no quedarme en el cubículo, acepté, y no sabría vivir, no concibo mi vida sin la docencia.
¿Qué la motivó a especializarse en Psicología Clínica?
Precisamente en todo el trajín y a medida que andaba en los proyectos estratégicos me encontraba con más y más historias de personas y hasta cierto punto ya con mi habilidad y la capacidad para escuchar a la gente me motivó a elegir la parte clínica, ahora con la intención de escuchar y colaborar en aliviar un poco el dolor que la sociedad viene cargando y que cada día se va haciendo más presente.
Como jefa del Departamento de Psicología ¿cuáles fueron sus principales logros?
Estuve cerca de tres años, donde el principal logro es haber vinculado el Departamento de Psicología con las grandes problemáticas de salud mental de la sociedad y el hacer una sinergia entre los investigadores que están haciendo ciencia básica y que por su naturaleza del trabajo no están totalmente relacionados con los problemas de la sociedad y los investigadores que estamos haciendo transferencia tecnológica y diseminación de esa transferencia para resolver problemáticas, las adicciones y el problema del suicidio.
¿Cómo es elegida directora, qué requisitos hay, existe diferencia entre ser decano y director?
Sí hay diferencia, se tiene la misma jerarquía en la estructura organizacional pero la diferencia es en la función sustantiva, los decanos son las áreas académicas y las direcciones somos áreas de apoyo a las áreas académicas. El haber sido elegida para directora es un honor, es una distinción, así lo vivo yo. El procedimiento marca que el rector elegido tiene que integrar su equipo de trabajo, entonces él elige tres personas de la comunidad universitaria que de acuerdo con su visión tengan el perfil para cubrir el área de apoyo administrativo, después éstas tres personas comparecen ante la Honorable Junta de Gobierno donde se entrevistan y en consenso se elige.
El hecho de que el rector te incluya en la terna es una distinción, lo cual valoro muchísimo, ya que quiere decir que de alguna manera tu trabajo ha tenido impacto y está siendo visto positivo por la máxima autoridad.
¿Cuál es su principal función como directora de Investigación y posgrado y cuál es su principal meta?
Mi función es apoyar todas las actividades de investigación y posgrado, brindar apoyo a la ciencia, los desarrollos tecnológicos y las innovaciones de las 10 áreas académicas desde agropecuarias hasta tecnológicas. El apoyo es tanto a pregrado como a posgrado, obviamente es más a posgrado porque es particularmente notorio que la actividad se torna a hacer investigación y a formar recurso humano altamente capacitado en la generación de conocimientos, desarrollos tecnológicos e innovaciones.
En el posgrado se empezaron a detectar ciertos talentos para la investigación y también promovemos el intercambio, la internacionalización de nuestra área depende que los estudiantes de posgrado vayan y hagan una estancia al extranjero y recibir también a los estudiantes extranjeros en nuestra universidad.
Mi mayor meta es lograr vincular fuertemente las actividades de Ciencia, Desarrollo Tecnológico e Innovación con las necesidades de Aguascalientes y del país.
Directora, ante tantos recortes que se han hecho al rubro de la Investigación a nivel federal, ¿cómo se sostiene este Departamento?
La universidad tiene cierta autonomía y el dinero que se recibe se va a los pagos de nómina, realmente hay un margen muy pequeño para impulsar actividades de investigación, tanto de desarrollo de tecnologías y de innovación, de tal forma que esta Dirección impulsa muy fuertemente la obtención de recursos extraordinarios a través de fondos del CONACYT, otros fondos federales y programas de la SEP para mejorar el profesorado, registro de patentes, intercambio de estudiantes, fortalecimiento a los posgrados, etc. Por ejemplo todos nuestros estudiantes de los posgrados están becados. Desde esta Dirección se gestiona el dinero para otorgar estas becas.
¿Cuales son los desafíos a los que se enfrenta la investigación actualmente?
El panorama de las nuevas políticas federales se está tornando un problema incierto ya que no puedo ver claramente hacia dónde va el Plan de Desarrollo Nacional en cuanto al apoyo a la investigación, al desarrollo tecnológico y a la innovación, no se ve muy claramente. Como directora de investigación me preocupa porque está más que documentado y evidenciado que los países que no invierten en ciencias, en desarrollos tecnológicos e innovación, son países destinados a vivir en el tercer mundo, en desarrollo, son países destinados a que su población sea mano de obra calificada y se conviertan en compradores de tecnología extranjera.
No alcanzo a notar la suficiente sensibilidad en el ámbito federal para apoyar decididamente este tipo de inversiones.
Por lo pronto hay que seguir encaminando y poniendo todos los recursos tecnológicos al servicio de la investigación, promover la salud mental en los centros de trabajo y áreas educativas; estoy convencida que si se promueve el desarrollo de habilidades en los niños se está previniendo el fenómeno del suicidio que se ha vuelto un problema social en el Estado.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *