OVI, la promesa cubana de la música que cruzó fronteras para cumplir sueños

OVI, la promesa cubana de la música que cruzó fronteras para cumplir sueños

Los Ángeles, 27 oct (EFE News).- Si hace dos años alguien le hubiera dicho a Ovidio Crespo, conocido como OVI, que grabaría un disco en Los Ángeles y llamaría la atención de Bad Bunny al combinar los sonidos urbanos con un género tradicional como los corridos mexicanos no se lo creería.

“Hace solo dos años empecé como artista, donde nací no había posibilidad de eso”, comenta en una videollamada con Efe el músico de 24 años, que con 20 voló de Cuba a Ecuador y desde allí, cruzó fronteras a pie durante 25 días hasta llegar a Estados Unidos.

Ahora, recuerda esa etapa con su primer disco publicado, titulado “Buen Viaje”, con el sello Rancho Humilde, un grupo de nuevos artistas que combina géneros tradicionales con la escena urbana y que, con referentes como Natanael Cano, está llamando la atención de la escena latina.

“Todos pasamos por una situación difícil, cada artista sabe lo que ha pasado, la gente te ve cuando ya estás pegando (teniendo éxito), pero no sabe qué hay detrás de tu pasado ni de tu historia. Cada cual tiene un camino diferente”, asegura.

Este mes, OVI lanzó “Volver” y “Te Extraño”, dos canciones que sumadas acumulan casi 8 millones de visitas en YouTube en sus primeras semanas. Hace unos años, según él mismo, no sabía terminar un canción.

“Aquí empecé a saber escribir una canción, hoy en día estamos cumpliendo sueños”, valora.

En su Cuba natal, OVI estudió en la Universidad de Ciencias Médicas animado por su madre, pero desde los 11 años siempre tuvo pasión por la música y formó su primer grupo, aunque nunca tuvo la oportunidad de grabar.

“CUBA, MI ISLA BELLA NO ES TAN BELLA”

“El problema es que mi Cuba, mi isla bella no está tan bella, no sé si es el Gobierno, pero no sé por qué hay tanta pobreza -explica- No hay nada, ni trabajo, ni sueños, ni metas”.

Así, influenciado por la música de Daddy Yankee, Wisin y Yandel, que llegaba hasta su isla, OVI pensó en salir porque, “el cubano quiere salir, oye de los que se han ido pero no ve nada”.

Cuando llegó a Estados Unidos no tenía familia ni amigos y tuvo que construir su red de apoyo que le llevó desde encadenar trabajos en Arizona a grabar en un estudio de Los Ángeles.

“El primer logro es llegar aquí, tú llegas y ya lo lograste en la vida”, sostiene.

Aunque antes de cantar canciones que hablan de su historia como “Yo Vengo de Nada”, con 30 millones de reproducciones en Youtube, hubo dos años en los que “las cosas no fueron bien”.

“Llegar es difícil, estuve dos años en los que no me fue bien, tuve problemas y hubo cosas que superé. Todo pasa por algo en la vida”, afirma.

En sus temas, que van desde el reguetón hasta el trap y los corridos tumbados, OVI canta versos como “yo sí vengo desde abajo, ahora que dirán los que dieron la espalda” o “yo puedo ser bueno, pero no me dejo”.

MODA DE LOS CORRIDOS TUMBADOS MARCA UN CAMINO A LA ESCENA URBANA

OVI forma parte de Rancho Humilde, el sello discográfico conocido por crear el movimiento de los Corridos Tumbados dentro del regional mexicano, que entró en las grandes ligas de la música al firmar un contrato con el gigante Warner.

Natanael Cano es el creador de la corriente, con canciones que se inspiran en los sonidos tradicionales pero que incorporan letras y adornos de otros géneros como el hip-hop y, más concretamente, el trap.

Junto a Cano, OVI se ha impuesto como uno de los referentes de esta nueva ola de la música latina.

“Se está dando un nuevo género, la gente está mirando acá. Bad Bunny ya hizo un corrido con Nata”, afirma OVI.

Él, entre corridos tumbados, rap y trap está convencido de que “tiene música que la va a romper”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *