Psicólogas podrían dejar de ofrecer atención a males mentales

Las psicólogas afectadas por la falta de sueldos señalan que se podría suspender la atención en perjuicio de cientos de pacientes.

Aguascalientes.- Las psicólogas que desde hace cuatro meses no han recibido su pago, tampoco tienen firmado el contrato que debieron haber suscrito desde el pasado 1 de julio, por lo que el problema podría derivar en la suspensión del servicio en perjuicio de las cientos de personas que acuden diariamente a las unidades de Salud Mental.
Las afectadas expusieron que el pago que se comprometieron a realizar en el transcurso de esta semana las autoridades del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), no resuelve ni va al fondo del problema, pues argumentan que no sólo no se les ha querido regularizar su situación laboral, sino que en el último de los casos tampoco se les ha renovado el contrato.
“Definitivamente no merecemos que se nos trate de esta manera, pues el director de Salud Mental bien que nos exige y nos pide que seamos productivas en cuanto a la atención de las personas que necesitan terapia psicológica, pero no se pone en nuestro lugar y tampoco toma en cuenta que se trabaja bajo protesta o sin la motivación debida precisamente porque no hay garantía en el pago de nuestras percepciones”, señalaron psicólogas, tras insistir que hay irritación por el trato indigno que se les está dando ante la falta de seriedad de parte de las autoridades.
Mencionaron que es muy difícil para las psicólogas trabajar bajo estas circunstancias y sobre todo dar paz y serenidad al creciente número de pacientes que atienden en las diversas unidades de Salud Mental, cuando en lo personal no tiene cubiertos sus gastos mínimos desde tiempo atrás y bajo pretextos que no vienen al caso, cuando de lo que se trata es que esta problemática no se deje crecer más porque entre el grupo de inconformes ya hay quienes han propuesto la suspensión de labores a manera de protesta y para que de parte de las autoridades haya seriedad en el trato y respeto total a su labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *