Redacción04/01/202014min430

Roberto ganador de ‘La Voz Kids’

Conoce la historia detrás del enorme talento de Robertito.
Nació con estrella, Roberto como le gusta que lo llamen, con tan sólo 9 años ya conquistó uno de sus principales sueños, salir en televisión y que todo el mundo conociera su gran talento, el de cantar.
El pequeño con apenas 1.40 cm de estatura y escasos 27 kilos, pero con un enorme corazón, Roberto de pasos firmes y voluntad de acero, inquieto y ocurrente nos cuenta cómo a su corta edad ha logrado salir de su pequeña comunidad y mostrarle al mundo que todo se puede hacer realidad cuando se tiene claro qué es lo que se quiere en la vida.
Roberto, cuéntanos ¿cómo nació en ti el gusto por cantar?
Cuando yo tenía tres años íbamos en camino para visitar a mi abuelita que vive en otro pueblo, mi papá iba cantando la de “Ay amigo” de Vicente Fernández y yo lo iba siguiendo, apenas podía hablar pero ya cantaba, en ese momento mi papá se dio cuenta que yo cantaba, le dijo a mi mamá y mi mamá le comentó que ella ya se había dado cuenta que hasta le gente le decía que su niño era bueno para cantar, siento que ese día me descubrieron.
¿Entonces, cuándo empezaste a cantar profesionalmente?
Un día mi papá me preguntó que si quería dedicarme a cantar y le dije que sí, fue él el que me empezó a enseñar y empezamos a cantar juntos porque mi papá también canta. Los dos somos cantantes. Pero empecé con él a los cuatro años y como no sabía todavía leer ni escribir, yo le pedía a mi papá que me enseñara a leer y no me hacía caso, en ese tiempo salía 'Dora la exploradora' en la tele y ahí ponían las letras abajo en la pantalla yo me fijaba bien y fue así como empecé a deletrear y poco a poco me enseñé a leer porque quería leer canciones.
Entonces ya me aprendía las canciones y salía a trabajar con mi papá, empezamos cantando en el Centro, ahí por Catedral, en San Marcos, en restaurantes y taquerías.
Roberto, ¿cómo es un día normal en tu vida?
Pues yo me considero un niño normal, tengo amigos, me gusta jugar futbol, voy a la escuela, hago mis tareas, me gustan mucho las Matemáticas, estoy aprendiendo a hacer divisiones con punto decimal, me gusta jugar con mis animales, hay días que tenemos eventos, me preparo para ir a cantar y me gusta mucho, siento que tengo talento y lo hago bien.
¿En qué posición juegas, tienes un equipo favorito?
Soy delantero y mis equipos favoritos son el América, los Pumas y apoyo a la Selección Mexicana, yo siempre he creído que Dios está de mi lado porque cuando estaba más chico le pedí que me trajera un balón del América y me lo trajo, eso fue un gran regalo de parte de él.
¿Aparte de cantar y jugar futbol, qué es lo que más te gusta hacer?
Me gusta mucho tener animales y cuidarlos, me gustan los perros, los becerros, los puerquitos y las borregas. Ahorita tengo borregas, casi no me gustan los borregos porque me “cuernan”, creo que no me quieren, me siguen y me quieren “cornar”.
Me gusta montarme en los puercos para seguir a las borregas, me pongo mi sombrero y tomo mi lazo, me siento como vaquero, pero arriba de mi puerquito.
¿Cómo es que después de andar persiguiendo borregas llegaste a La Voz Kids?
Pues un día estaba viendo una película de Pedro Fernández y le pregunté a mi papá que, qué necesitaba para salir en la televisión, que yo quería ir y cantar. Al poco tiempo salieron las invitaciones para los casting de La Voz Kids y mi mamá dijo “chin marín, hay que vender unas borregas para que vayas”. Buscamos los casting y había en Guadalajara y en Monterrey, pero esas fechas nosotros teníamos evento y no podíamos ir, después le avisaron a mi papá que habría uno en la Ciudad de México y fuimos a Santa Fe, llegamos y nos formamos, estaba yo con otros 6 mil niños y de esos sólo iban a elegir 150. Fue en el 2007, yo hice el casting con la canción de 'La Mochila Azul' y ya nos regresamos, le dijeron a mi papá que después le hablaban. Pasó medio mes a mí me parecían muchos días porque no nos hablaban, pero llegó el día y le hablaron a mi papá que yo había sido seleccionado.
¿Y qué seguía después de haber sido seleccionado entre los seis mil niños?
Seguían las audiciones, nos fuimos en avión, mi papá tenía más miedo que yo, llegamos y yo fui el primero que pasó, mi canción fue 'Canto a la Madre' y se voltearon todos los coaches, elegí a Lucero porque ella salía en las películas con Pedro Fernández y yo sabía que ella tenía más experiencia. Y así pasaron todos y sólo quedamos 54, éramos 18 en cada equipo. Después siguieron las batallas y poco a poco fui llegando a la final, yo sentía feo porque todos los de mi equipo cantaban muy bonito y no quería que se fueran pero así son las competencias. Duramos dos meses allá y nos regresamos. La final fue hasta después de ocho meses yo le pedía a Dios que me ayudara a estar bien para cuando nos volvieran a llamar, mis papás me cuidaban mucho y por fin, regresamos a grabar la final, mi favorito era Mario, él cantaba muy bien y estaba más grande, pero a mí la gente me apoyó mucho, votaron por mí y pude ser el ganador. Estaba muy emocionado, no lloré porque “no me sudaron los ojos”, pero me dio mucho gusto y estoy muy agradecido con la gente que me apoyó para lograr mi sueño.
¿Y ahora cómo te sientes, eres la sensación del momento, cómo te recibe la gente en los eventos a donde vas a cantar?
Pues yo me siento muy feliz, la gente viene a verme, me felicitan, todos se quieren tomar una foto conmigo, me han regalado juguetes y otras cosas, cuando vamos a cantar me reciben con luces y todos tienen sus celulares arriba como con los artistas, tenemos más trabajo y eso es muy bueno.
Roberto, apenas tienes nueve años ¿qué sigue para ti, ahora cuáles son tus planes?
Pues yo les digo que si ya empecé en esto pues le voy a seguir, quiero estudiar canto, actuación y salir en La Rosa de Guadalupe, mis papás siempre me han apoyado y ellos están de acuerdo.
Quiero ser el segundo Pedro Fernández, grabar discos y hacer canciones, ya tengo seis canciones grabadas, pero cuando hagamos un canal las vamos a subir.
También quiero terminar de estudiar, si se puede quiero ser contador, trabajar en un banco, me gustan mucho los números, ahorrar y viajar, por lo pronto quiero conocer Cancún. Más adelante, cuando tenga 16 años voy a hacer una fundación, tengo el sueño de hacer un lugar como el Teletón, pero no será sólo para niños, sino para todas las personas que están enfermas y que no tengan dinero para curarse, quiero que todos puedan ser atendidas. No importa que yo esté chiquito si así ya logré mi primer sueño estoy seguro que podré hacer la fundación.
¿Cómo has vivido la enfermedad de tu mami, es por ella que quieres hacer la fundación?
Si, quiero ayudar a personas que están enfermas como ella, que tengan medicamentos y que siempre haya lugar para ser atendidos.
Y yo creo que ahorita ya vivimos más tranquilos, mi mamá ya tiene siete años venciendo cada día el cáncer, yo le doy gracias a Dios porque siempre la ha cuidado, quiero que ya esté completamente sana, aunque a veces siento que ya se alivió porque me regaña y otras veces se me atraviesa la chancla voladora.
Por último Roberto, qué te gustaría decirle a todos los niños que como tú tienen un sueño en la vida
A los niños yo les digo que nunca dejen sus sueños, que siempre se hacen realidad, que honren a su padre y a su madre porque son los que siempre estarán con nosotros para ayudarnos y acompañarnos en nuestros sueños. Que no es fácil, que todo tiene sacrificios, hay que levantarse temprano, prepararse, ensayar mucho y dejar de comer o hacer algunas cosas. Yo por ejemplo casi no puedo comer nieve, ni mojarme, ni salir a jugar en el frío, tengo que cuidar mi garganta, andar bien tapado y esos son sacrificios, pero las recompensas siempre son más grandes.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *