domingo, diciembre 4, 2022
InicioLos SucesosComando extranjero desata el pánico en Aguascalientes

Comando extranjero desata el pánico en Aguascalientes

Sicarios extranjeros, algunos de ellos de Guatemala, infiltrados en el crimen organizado que opera en Aguascalientes, atacaron a balazos de manera directa a tres agentes ministeriales del Grupo Anti-Secuestros en el municipio de Rincón de Romos ayer viernes al mediodía.

Los agentes investigadores repelieron el ataque, lo que desató un enfrentamiento que alarmó a los vecinos del fraccionamiento Valle Real, escenario de la balacera.

El saldo del enfrentamiento fue de los tres policías lesionados, uno de ellos de gravedad, y siete detenidos originarios de Centroamérica, así como el aseguramiento de dos domicilios, dos armas de fuego, una larga y otra corta, así como de una camioneta.

De manera extraoficial trascendió que los agentes ministeriales lograron herir a uno de los sicarios, al que sus cómplices se llevaron moribundo del escenario de la balacera.

REALIZABAN UNA INVESTIGACIÓN

Los tres elementos del Grupo Anti-Secuestros de la Policía de Investigación, a bordo de un auto-patrulla Nisan Sentra, en color blanco y con placas locales, ayer viernes al mediodía se trasladaron al citado fraccionamiento Valle Real, en Rincón de Romos, ya que realizaban trabajos de investigación relacionados con el “levantón” del joven Édgar Alfredo Quezada Muñoz alias “El Freddy”, de 29 años de edad, ocurrido el martes 27 de septiembre, alrededor de las dos de la tarde, en su domicilio en las calles Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, en la comunidad San Jacinto, perteneciente a dicha cabecera rinconense.

Al encontrarse en la calle Prolongación 5 de Mayo casi esquina con Prolongación Guadalupe, de pronto llegaron los sicarios a bordo de una camioneta y con armas de fuego largas comenzaron a disparar de manera directa hacia los agentes de la PDI.

Los proyectiles de grueso calibre hicieron blanco en el auto-patrulla, principalmente en el parabrisas.

Trascendió que alguien avisó a los sicarios sobre la presencia de los policías investigadores y por lo cual llegaron al lugar señalado a balearlos de manera directa.

Pese al sorpresivo ataque, los agentes de Anti-Secuestros repelieron la agresión y lograron herir a por lo menos uno de los sicarios, que se alejó e intentó meterse a un domicilio cercano, pero no pudo hacerlo.

Los elementos solicitaron refuerzos y al sitio se desplazaron más elementos de la Policía de Investigación, además de oficiales de las Policías Estatal y Municipal de Rincón de Romos.

También se movilizaron efectivos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional en apoyo de los agentes agredidos.

OPERATIVO

Decenas de policías y militares arribaron al fraccionamiento Valle Real e iniciaron la búsqueda de los sicarios, logrando conocer que uno de ellos había sido lesionado y que otros sujetos se lo llevaron prácticamente agonizando.

Los elementos comprobaron que sus tres compañeros habían sido lesionados por los atacantes y los trasladaron a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos, que fue fuertemente resguardado por los policías.

En este centro médico fueron estabilizados y posteriormente dos de ellos, vía terrestre, fueron trasladados a la ciudad capital para ser atendidos en una clínica ya que presentaban heridas por esquirlas (fragmentos de bala) en un codo y en un pie.

El tercer agente lesionado fue movilizado a la ciudad vía aérea en el helicóptero Águila 1 de la Policía Estatal ya que su estado de salud era grave.

El elemento recibió un disparo en un brazo y el proyectil impactó un hueso, que hizo que se fragmentara y una esquirla se le incrustó en el tórax, dejándolo delicado.

El policía fue ingresado en un hospital de la capital y por la noche se reportó que se encontraba estable.

DETENIDOS

En el lugar de la balacera quedaron el Nissan Sentra de los agentes baleados así como una gran cantidad de casquillos percutidos, principalmente de armas largas, de los sicarios.

La patrulla presentaba algunos daños así como una camioneta tipo Voyager que se encontraba estacionada y que era propiedad de uno de los vecinos de la zona del enfrentamiento.

Elementos de la Dirección General de Investigación Pericial se presentaron en la escena para recolectar todos los indicios.

Durante la movilización se logró la detención de un sujeto sobre la carretera federal 45 Norte a bordo de una camioneta Toyota Tacoma Pick-Up, de doble cabina, en color blanco, con unas franjas en color negro y sin placas de circulación, por lo que bajo un fuerte operativo de seguridad fue trasladado a las instalaciones de la Policía de Investigación.

Horas después de la balacera, la Fiscalía General del Estado confirmó la detención de una persona y el aseguramiento de dos domicilios, uno en el fraccionamiento Valle Real y otro en El Saucillo, de dos armas de fuego, una corta y una larga, así como de la camioneta en la que viajaban los sicarios que agredieron a los agentes de Anti-Secuestros.

Además, la FGE precisó sobre los policías baleados que dos de ellos presentaban heridas leves y el otro su estado de salud era delicado.

En el transcurso de la tarde, agentes ministeriales llevaron a cabo otros operativos en Rincón de Romos y lograron la detención de otros seis sujetos, originarios de Centroamérica, algunos de Guatemala.
Los siete detenidos, bajo fuertes medidas de seguridad, fueron trasladados a la Delegación Estatal de la Fiscalía General de la República (FGR) y puestos a disposición del agente del Ministerio Público Federal para su investigación.

Noticias Relacionadas
- Advertisment -

Más Leídas