04 de julio de 2022 Now19°C

Reportan falta de agua en otro populoso sector

En el oriente siguen los reclamos por la falta de agua o los tandeos que los dejan casi todo el día sin el vital líquido.

Aguascalientes.- Villas de Nuestra Señora de la Asunción, Palomino Dena, Villa Loma Dorada, Real de Haciendas, una parte de la España, así como Mirador de las Culturas, son algunas de las colonias que siguen padeciendo por falta de agua desde hace semanas, por lo que urgentemente solicitan el servicio, dada la contingencia sanitaria.
Así lo externó el diputado local por Movimiento Regeneración Nacional, Pedro Heder Guzmán, quien tras una visita por las colonias de su demarcación aseguró que la falta del vital líquido sigue siendo una de las principales quejas de sus habitantes.
Mencionó, asimismo, que al menos tiene conocimiento de 15 colonias que siguen padeciendo por la falta de suministro de agua, señalando que algunas no se encuentran en la demarcación que representa, pero por las cuales asegura también alza la voz a fin de que sus usuarios y habitantes sean escuchados por la empresa concesionaria del servicio de agua potable en la capital de Aguascalientes.
El diputado morenista aseveró que se mantiene atento a su demarcación, la que, señaló, sigue visitando en busca de otorgar apoyos a quienes más lo necesitan, especialmente a aquellos que han tenido que dejar de trabajar derivado de las acciones que las autoridades estatales y municipales han implementado para disminuir en la medida de lo posible el contagio de Covid-19, entre las que destaca quedarse en sus hogares, dejando así de trabajar, o en muchos de los casos, quedándose sin empleo al cerrar sus lugares de trabajo.
Por lo anterior, es que demandó a la autoridad competente tomar las medidas necesarias para dotar del vital líquido a la gente que lo requiere, no sin reconocer que en muchos de los casos ello se debe al vandalismo en los pozos, por lo que solicitó se haga entrega del suministro de agua vía pipas en tanto se restablece el servicio normal al reparar los pozos dañados intencionalmente por los delincuentes.