Opinión en Hidrocálido07/01/20224min657

Lamentable

Ya para qué buscar culpables: todos lo somos. ¿A qué nos referimos? A los que directa o indirectamente están contagiados del Covid-19, y por lo que el Sistema de Salud amenaza con colapsar.

Parece que por fin las autoridades están reconociendo la gravedad de la situación y a partir del lunes emitirán un decreto con las nuevas medidas para tratar de contener la pandemia en Aguascalientes, algo que ya se veía venir.

Llamados, peticiones y demás alertas a no bajar la guardia entraron por un oído y salieron por el otro, pues en estos momentos van en aumento los casos positivos del Covid-19 y por ende las hospitalizaciones.

Ahora, a aguantar las consecuencias, entre ellas, un posible nuevo confinamiento y el cierre temprano de negocios y la reducción de aforos, algo que pegará nuevamente a la economía local, que medio empezaba a reponerse tras el festín de derroche en las pasadas fiestas navideñas.

Y lo peor: ya llegó el temido Ómicron a la Entidad y no pasará mucho tiempo para que se expanda potencialmente, pues la primera portadora, una mujer joven, contagió a diez familiares en la cena de Navidad y casos como éste, muchos, pues se sabe de una familia en la que se contagiaron abuelos, padres, hijos y nietos y todo por reunirse y no guardar mínimo la sana distancia.

¿Qué viene ahora? Además del casi obligado encierro, se prevé que las escuelas retornen a las clases virtuales y el casi seguro retroceso en el semáforo epidemiológico, así como que seguramente todos los sectores se verán afectados por las medidas.

El propio IMSS, ante la saturación de casos, pidió abrir macrocentros de atención respiratoria, pues en sus unidades atienden a 1,200 personas por día, pero se prevé una oleada de contagios y esperan atender mínimo a 5 mil personas diariamente.

Ese espacio, que el Gobierno ya está considerando, podría ser las Tres Centurias o la Isla San Marcos, esta última sede sería un poco irónica, pues ahí se han dado concentraciones masivas como en el Festival Charro y que congregó a miles de personas y ahora lo haría otra vez, pero atendiendo a los enfermos del coronavirus.

Además, el Instituto de Salud de Aguascalientes empezó la contratación de personal médico para hacer frente a esta nueva oleada del Covid, lo que hace sentir que esta vez sí va en serio y se puede ver, pues en los lugares donde se detecta la infección, se ven saturados de personas que creen estar enfermos.

Así que lo que se temía ya ocurrió: aumentan infecciones, hospitalizaciones, decesos y miedo, y ahora sí se siente el temor de la sociedad y si de algo sirve esta sacudida es para no bajar la guardia, pues ya basta de que no todos jalen parejo; el control de la pandemia no depende exclusivamente de las autoridades, sino de cada persona, que debe cuidar de sí, de los demás y de su entorno.