13° C
Sábado, 15 de Agosto de 2020

A pesar de las malas condiciones en las que se desempeña, el personal de salud se mantiene firme para hacer frente al COVID-19; ellos lo que piden es material para trabajar y que la gente se quede en su casa.
Foto: Hidrocálido

‘No estamos preparados para la pandemia’

Se les ha empezado a llamar “héroes sin capa”, “soldados de guerra”, “Super héroes“ y no precisamente porque tengan escudos, espadas, poderes o rayos láser, sino porque hacen frente día y noche al coronavirus, se...

Se les ha empezado a llamar “héroes sin capa”, “soldados de guerra”, “Super héroes“ y no precisamente porque tengan escudos, espadas, poderes o rayos láser, sino porque hacen frente día y noche al coronavirus, se trata de los doctores, enfermeras y personal de Salud que a pesar de estar expuestos al contagio trabajan sin desmayo en medio de notorias condiciones precarias.
“Lo único que se les pide es material para trabajar, el área de Enfermería somos los que siempre salimos al ruedo, somos los que damos la cara”, expresa Mary, quien es enfermera general en el Hospital General de Zona Número 3.
Mary tiene un gran espíritu de servicio, sabe que su trabajo es de alto riesgo pues está directamente en contacto con los pacientes las 9 horas que dura su turno. Comenta que aunque los pacientes contagiados se atiendan en otro hospital ellos reciben a todos los que ingresan como sospechosos, su mayor preocupación es que no tienen suficientes ventiladores, además que como personal no cuentan con equipo quirúrgico ni cubrebocas especiales, que son los N95, ellos han tenido que fabricar sus propias caretas, les dan un cubrebocas de los más sencillos que venden en cualquier farmacia. “Honestamente salimos muy contaminados, nos estamos arriesgando mucho, eso nos hace sentir miedo, estamos indefensos, no sabemos en qué momento nos podemos contagiar, a nosotros no nos bajan la información y estamos con la misma incertidumbre que vive la gente allá afuera, lo único que les quiero repetir es que se queden en sus casas, yo que estoy dentro de un hospital, sé por qué se los digo”.
El doctor “N”, trabaja directamente en la denominada “Zona Cero”, el Hospital General de Zona No 2, que ha sido designado para atender a los pacientes contagiados por el Covid-19, él no le saca al trabajo, para eso está, sólo que le den el equipo necesario para protegerse, pues él cree que todos están propensos a contraer el virus.
“Nunca se nos dijo qué íbamos a hacer, cómo lo íbamos a hacer y con qué lo íbamos a hacer. En realidad siempre hemos trabajado con lo mínimo, en este momento no existen protocolos y no estamos preparados para atender una pandemia de este tamaño, todo el personal estamos igual”.
En días pasados se le obligó al personal de Enfermería a ingresar a la zona de pacientes contagiados sin portar un equipo especial. Sienten miedo, están siendo amedrentados con levantarles actas administrativas, ellos lo único que están pidiendo es el equipo que marca la OMS que consiste en un traje de seguridad nivel 3, un overol, el cubre bocas N95, careta, goggles, guantes y eso es lo mínimo.
Mariana es mamá, tiene dos hijas pequeñas y es terapeuta físico, su trabajo implica tocar físicamente al paciente, desde una pierna, un brazo, espalda, etc., está expuesta directamente, no sabe qué cuidados ha tenido el paciente, de dónde llega o con quién estuvo. Su centro de trabajo es en el Hospital General de Zona No 1, y a ella no la distinguen si es terapeuta o médico, la gente se le acerca igual para pedirle ayuda, se siente totalmente expuesta, siente temor, en su área les pusieron un garrafón de alcohol, como única medida de prevención, entre sus compañeros compraron los atomizadores para rociarlo, el uniforme quirúrgico ella lo compró porque teme por su seguridad como la de su familia, en un día normal atiende de 16 a 20 pacientes.
La doctora Gris tiene 8 años laborando en el Hospital de la Mujer, le tocó vivir la contingencia de la influenza en otro hospital, dice que en la presente contingencia por el coronavirus no ha habido los debidos protocolos, además de que los agarró desprevenidos, “empezamos con quitar lo del Seguro Popular y conocer las reglas de operación del INSABI y zas, nos llega la pandemia, en el INSABI se despidió mucha gente y hay gente nueva que no vivió la contingencia de la influenza y no sabe nada de medidas de prevención, no sabe qué hacer en caso de riesgo.
Sabe que el problema existe y hay mucho estrés entre los mismos compañeros, no han recibido ninguna capacitación ni insumos para hacerle frente, ella no baja la guardia, le gusta entrarle a todo, no se raja, pero se siente totalmente expuesta, siente miedo, preocupación y angustia.
DATOS 
El pasado 24 de marzo del 2020 en conferencia de prensa, Hugo López Gatell confirmó que México entraba oficialmente a la Fase 2 de la pandemia por coronavirus y anunció un plan de Salud.
“En los siguientes 40 días se busca administrar el riesgo y lograr que cada día haya menos casos para atender con capacidad”.
El subsecretario de Salud reiteró que México cuenta con la capacidad de infraestructura para enfrentar el coronavirus e hizo un llamado a médicos y personal de Salud a atender la convocatoria especial de empleo para la atención del Covid-19.
En esta convocatoria se buscan a especialistas del área médica en Terapia Intensiva, Urgencias, Medicina Interna, Neumología, Infectología, Anestesiología y en Inhaloterapia. Para que el candidato sea contemplado es necesario inscribirse en el programa “Médicos del Bienestar”, a través de su sitio web.
En esa misma conferencia Hacienda sumó esfuerzos pues anunció, Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda, que se van a transferir 15 mil millones de pesos a los Estados, aparte de los 10 mil mdp que se habían enviado, ya que se van adelantar los recursos de abril a junio. Además, otorgarán 4 mil 500 mdp adicionales para el Ejército y Marina.
Al dos de abril, la Secretaria de Salud informó que el número de personas contagiadas por Covid-19 a nivel nacional llega a 1,378 mientras que el número de defunciones es de 37.
Mientras que en Aguascalientes los casos confirmados ascienden a 46, de los cuales 44 pertenecen al municipio capital, uno en Asientos y otro en Pabellón de Arteaga. Se dio a conocer que existen 36 casos sospechosos y dos casos de personas totalmente recuperadas.
El pasado miércoles se dio a conocer que dos médicos están contagiados, uno es un médico particular y el otro pertenece al Sector Salud, noticia que alarmó al Sector Salud y a la población en general, pues lamentablemente se está trabajando en condiciones totalmente expuestas como lo ha confirmado el personal que trabaja directamente en el Hospital dedicado a atender los pacientes contagiados por Covid-19. Los médicos y personal en general amenazan con irse a paro hasta que no se les provea del material necesario para atender a este tipo de pacientes.
 

Hidrocálido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *