01 de julio de 2022 Now16°C
Redacción22/06/20223min6950

Buscan prohibirle al PRI usar los colores de la bandera de México

Bandera de México colores
La Bandera Nacional no se puede usar para promover la imagen, bienes o servicios.

CIUDAD DE MÉXICO, junio 22 (EL UNIVERSAL).- La bancada de Morena en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión presentó una iniciativa de reforma a la Ley Sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional que contempla prohibir que cualquier partido, persona física y asociaciones políticas, no puedan usar los colores de la Bandera de México en sus emblemas.

Esta reforma, con dedicatoria al Partido Revolucionario Institucional (PRI), plantea modificar dicha ley para que “las personas físicas, instituciones, partidos o asociaciones políticas no podrán usar la Bandera Nacional para promover su imagen, bienes o servicios”.

También se plantea que quedé prohibido el uso simultáneo de los tres colores de la Bandera Nacional, en cualquier combinación y composición, en sus emblemas, distintivos y símbolos en general.

Además se establece que constituye infracción a esta ley el “inscribir en la Bandera Nacional el nombre de personas físicas, instituciones, partidos o asociaciones políticas para promover su imagen, bienes o servicios”.

Emmanuel Reyes Carmona, diputado federal de Morena, argumentó que “partidos que están a nada de la extinción y listos para quedar en el basurero de la historia, por su misma historia que está manchada por sus propias acciones, no merecen ni deben portar ningún símbolo a quien por supuesto no representan”.

Reyes Carmona destacó que el fondo de esta iniciativa radica en que estas organizaciones políticas, que indiscriminadamente utilizan colores referentes a México, deben de dejar de valerse de esta “pobre estrategia” y obtener los pocos votos que ha demostrado que merece.

Por lo tanto, dijo, se propone la adición a la ley para que la prohibición de la secuencia de los colores de la bandera también incluya a los partidos y asociaciones políticas, obligándolos a que no se valgan de esta “pobre estrategia” de marketing político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos obligatorios están marcados con *