04 de julio de 2022 Now19°C
Opinión en Hidrocálido18/09/20214min816

Agua

Hacía mucho que Aguascalientes no vivía una situación como la actual, en referencia al tiempo, tan abundante en lluvias que han afectado prácticamente a todo el país.

Dicen que el agua es vida, pero cuando llega en una cantidad tan abundante que no se puede controlar vienen las inundaciones, los deslaves, caída de árboles y, además, arrasa con todo a su paso.

No son pocas las víctimas mortales de estos temporales a lo largo y ancho del país, incluso aún no han logrado rescatar el cuerpo de una joven madre y su hijo que fallecieron aplastados por un alud al desgajarse un cerro, en el Estado de México.

Escenas parecidas, como lo mencionamos líneas arriba, han ocurrido en toda la República, sobre todo después del paso de un par de huracanes que destrozaron todo a su paso, como en Veracruz y Puerto Vallarta, y que dejaron su estela de muerte y destrucción.

La fuerza de la naturaleza ha azotado y castigado al país, y Aguascalientes por supuesto que no podía ser la excepción.

Ahora mismo los habitantes de municipios del norte del Estado como Cosío, Rincón de Romos, Pabellón de Arteaga, San Francisco de los Romo, Jesús María y la ciudad capital están en alerta máxima por el desborde de una presa en la vecina Entidad de Zacatecas; también se está monitoreando el Río San Pedro, pues su cauce, abundante en estos tiempos de lluvias, pasa a sólo unos metros de varios fraccionamientos como el Del Valle, Colinas del Río, Sauces, Curtidores, Campestre y la colonia Primo Verdad.

Nunca se había presentado una situación de emergencia en esta capital, a excepción de la que ocurrió en el año 2017 cuando una tromba, incluso, dejó sin vida a madre e hija.

Dios guarde la hora en que un río o una presa excedan su capacidad y se desborden, porque si con una simple lluviecita como la de ayer grandes tramos de carpeta asfáltica se desprendieron y decenas de casas se inundaron de aguas negras, imagínese lo que sucedería con un caudal de millones de litros de líquido, de plano sería la extinción.

De hecho siete presas de Aguascalientes se reportan a su máxima capacidad, por lo que se debe de estar atentos al tema, pues el Servicio Meteorológico Nacional pronostica para la Entidad más lluvias para este fin de semana y los primeros días de la siguiente, por lo que se debe estar en constante monitoreo de los cuerpos de agua.

Éste es otro punto que ya ha sido comentado en anteriores ocasiones, nuestros sistemas de drenaje colapsan a la primera porque no están a la altura de las necesidades actuales, pues están obsoletas, y las obras que han hecho gobiernos recientes no se dan abasto y cualquier lluviecita desquicia la ciudad.

Contra la madre naturaleza no se puede, por eso es mejor hacer obras de previsión para no tener que lamentar este tipo de sucesos.